• Home
  • Health Education

Definición

Los fibromas son crecimientos benignos (no cancerosos) en la pared del útero. El útero es el órgano reproductor donde se desarrolla el feto. Con frecuencia, los fibromas crecen dentro de la cavidad uterina. En casos poco frecuentes, pueden sobresalir del útero hacia los órganos cercanos. Los fibromas pueden ser muy pequeños o pueden crecer hasta medir ocho o más pulgadas de diámetro. Generalmente, se presentan más de un fibroma. Alrededor del 20% al 30% de las mujeres en edad fértil padecen de fibromas, al igual que casi la mitad de todas las mujeres. Muchas de ellas lo desconocen. La mayoría no presenta síntomas hasta después de los 30 o 40 años.

Fibroma uterino
IMAGE
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Se desconoce la causa del fibroma. Los genes y cambios en las sustancias que regulan el desarrollo de los vasos sanguíneos pueden hacer que algunas mujeres sean propensas a desarrollar fibromas. Las hormonas reproductoras femeninas estimulan el crecimiento de fibromas. Los fibromas aumentan su tamaño durante el embarazo y lo disminuyen después del parto. Los fibromas no representan un problema después de la menopausia . Sin embargo, los síntomas pueden reaparecer con la terapia de reemplazo hormonal .

Factores de riesgo

Estos factores de riesgo aumentan la probabilidad de desarrollar fibromas:

  • Sexo: femenino
  • Edad: de 13 a 50 años (edad fértil)
  • Raza: negra

Síntomas

Los síntomas pueden ser inexistentes o pueden variar de leves a intensos. Los síntomas dependen del tamaño y la ubicación del crecimiento.

Si tiene alguno de estos síntomas, no considere que se deba a la presencia de un fibroma. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor pélvico
  • Sensación de presión pélvica
  • Sangrado menstrual abundante
  • Coágulos en el flujo menstrual
  • Períodos largos
  • Sangrados entre períodos
  • Aumento de calambres durante los períodos
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Frecuente necesidad de orinar
  • Estreñimiento
  • Distensión
  • Útero de mayor tamaño, que la hace parecer embarazada
  • Dolor en la espalda o en las piernas
  • Infertilidad provocada por el bloqueo de la trompa de Falopio
  • Aborto natural

Puede padecer anemia por insuficiencia de hierro si el sangrado es intenso.

Diagnóstico

Los médicos pueden detectar la mayoría de los fibromas durante un tacto vaginal de rutina. Una ecografía abdominal confirma el diagnóstico. Una ecografía transvaginal puede realizarse para obtener imágenes más claras. Una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM) puede indicarse en los casos complejos. La histeroscopia permite que el médico observe el interior del útero. Se inserta un instrumento delgado e iluminado en la vagina, que luego pasa por el cuello del útero. Durante el procedimiento, el médico puede extraer pequeños fibromas o reducir el tamaño de los crecimientos más grandes.

Tratamiento

La mayoría de las mujeres con fibromas no presentan síntomas ni necesitan tratamiento. El médico puede recomendar una "espera en observación". Durante este período de espera se controla el tamaño y el crecimiento de los fibromas en intervalos regulares mediante ecografías.

Los tratamientos incluyen:

Medicamentos para el alivio del dolor

Los analgésicos sin recetas alivian los síntomas leves. Puede ser necesario recurrir a analgésicos recetados. Los antiinflamatorios no esteroideos reducen la inflamación y alivian los calambres.

Terapia hormonal

Los medicamentos hormonales, que disminuyen los niveles de estrógenos, son una opción si no está planeando quedar embarazada. Las hormonas sintéticas crean una menopausia artificial. Los fármacos reducen el tamaño de los fibromas. Los fármacos también alivian el dolor al disminuir la cantidad de estrógeno en el útero. Sin embargo, los fibromas pueden regresar una vez que se interrumpe la administración de los fármacos. Con frecuencia, se usan medicamentos para disminuir el tamaño de los fibromas antes de una cirugía.

Cirugía

Se considera la posibilidad de realizar una cirugía si:

  • El útero crece demasiado.
  • El fibroma interfiere con la fertilidad.
  • Los síntomas son graves.

Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

Miomectomía

La miomectomía es la extracción de los fibromas solamente sin modificar el útero. Este procedimiento puede realizarse por medio de:

  • Una cirugía abierta que implica una única incisión grande en el abdomen
  • Laparoscopia : uso de un tubo de fibra óptica con luz que sólo requiere algunas incisiones pequeñas
  • Histeroscopia: que implica la inserción de un histeroscopio a través del cuello del útero en la cavidad uterina

Debido a que preserva el útero, la miomectomía se realiza con frecuencia en mujeres jóvenes que probablemente deseen tener hijos. Sin embargo, la concepción puede ser todavía difícil. La cirugía es menos exitosa si hay muchos fibromas porque suele ocurrir que éstos vuelven a aparecer.

Ablación del fibroma uterino

Una alternativa de la extirpación quirúrgica, la ablación del fibroma uterino (también llamada miólisis) utiliza calor para interrumpir la provisión de sangre al fibroma. Este procedimiento hace que el fibroma reduzca su tamaño.

Histerectomía completa

Una histerectomía completa es la extirpación de todo el útero. Este procedimiento puede realizarse a través de una incisión vaginal o abdominal. La histerectomía es el tratamiento definitivo para los fibromas. Pero someterse a esta cirugía implica la incapacidad para procrear.

Opciones no quirúrgicas

Embolización del fibroma uterino

Los fibromas necesitan una buena provisión de sangre para crecer. Sin la sangre, el tumor reduce su tamaño. Los médicos pueden realizar una embolización del fibroma uterino (también llamada embolización de la arteria uterina) para detener el flujo de sangre. El médico realiza pequeños cortes en la ingle. Se desliza una sonda por dentro de las arterias que proveen sangre al útero. Se transportan pequeñas partículas de plástico o de gelatina a través de la sonda. Estas partículas avanzan hacia el fibroma y bloquean la sangre para que no llegue al tumor.

Tratamiento con ecografía concentrada

El tratamiento con ecografía concentrada es un tratamiento no invasivo que utiliza una RM. Este procedimiento puede no ser el ideal para las pacientes que tienen mucho sobrepeso, fibromas muy grandes o que presentan grandes cicatrices como resultado de cirugías abdominales previas.

Si se le diagnostican fibromas uterinos, siga las instrucciones del médico.

Si se le diagnostican fibromas uterinos, siga las instrucciones del médico.

Prevención

No existen pautas generales para prevenir los fibromas puesto que se desconoce la causa.

Revision Information

  • The American Congress of Obstetricians and Gynecologists

    http://www.acog.org/

  • The International Council on Infertility Information Dissemination

    http://www.inciid.org/

  • The Society of Obstetricians and Gynaecologists of Canada

    http://www.sogc.org/

  • Women's Health Matters

    http://www.womenshealthmatters.ca/

  • Cotran RS, Kumar V, Collins T, et al. Robbins Pathologic Basis of Disease . 6th ed. Philadelphia, PA: WB Saunders; 1999.

  • Hindely J, Gedroyc WM, Regan L, et al. MRI guidance of focused ultrasound therapy of uterine fibroid: early results. Am J Roentgenol . 2004;183:1713-1719. Reviewed in: OBG Management . 2005;17:34-37.

  • Minimally invasive treatments for women provided by interventional radiologists. Society of Cardiovascular and Interventional Radiology website. Available at: http://www.sirweb.org/patients/womens-health/ . Accessed July 19, 2008.

  • National Institute of Child Health and Human Development. National Institute of Child Health and Human Development website. Available at: http://www.nichd.nih.gov/ . Accessed October 13, 2005.

  • Rakel RE, Bope ET. Conn's Current Therapy 2001 . 53rd ed. Philadelphia, PA: WB Saunders Company; 2001.

  • Uterine fibroid embolization: an alternative to surgery. American Academy of Family Physicians website. Available at: http://www.aafp.org/afp/20010815/tips/4.html . Published August 15, 2001. Accessed July 19, 2008.